Sala de Prensa

Un año de la obligatoriedad de calcular la huella de carbono

Mª del Mar Sánchez, Directora de Sostenibilidad en WTS Horizon, explica la normativa andaluza que especifica la necesidad de los contratistas con la administración de disponer del cálculo de su Huella de Carbono.

La Junta de Andalucía demuestra su implicación en el cambio climático obligando a las empresas contratistas a calcular su Huella de Carbono como vía de mitigación y adaptación al cambio climático

El cambio climático y la participación y aportación de la sociedad, empresas y ciudadanía en la reducción de emisiones de Gases efecto invernadero, se ha convertido en uno de los principales desafíos en la actualidad. La cuantificación, análisis y reducción de la huella de carbono es clave para la mitigación y adaptación de dicho cambio. La Ley 8/2018, de 8 de octubre, de medidas frente al cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía, en su Artículo 53, especifica la necesidad de las empresas contratistas con la administración de la Junta de Andalucía de disponer del cálculo de su Huella de Carbono ya desde Enero 2021.

Este cálculo de Huella de Carbono y elaboración de un inventario de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) por parte de las empresas, refleja su compromiso hacia la reducción de emisiones siendo un valor añadido a la sociedad en su conjunto así como un impacto positivo en su reputación:

Con el cálculo de la Huella de Carbono, podemos determinar las posibles actuaciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y también el CO2 de la atmósfera envolvente de nuestro municipio.

Si tienes cualquier consulta o te decides a realizar el cálculo de tu Huella de Carbono, así como su registro o verificación, desde WTS Horizon podemos ayudarte.

¡No lo dudes y contacta con nosotros!


Artículo 53 Huella de carbono en la contratación pública

  1. En las licitaciones que lleven a cabo la Administración de la Junta de Andalucía y sus entes instrumentales, los pliegos de cláusulas administrativas particulares podrán incluir en cualquier fase del procedimiento la necesidad de disponer del cálculo de una huella de carbono, en el sentido indicado en la normativa de contratación pública. A estos efectos, los licitadores podrán justificar la disposición de la huella de carbono mediante certificados de inscripción en un Registro de huella de carbono de la Administración de la Junta de Andalucía u otros certificados o medios de prueba de medidas equivalentes de gestión medioambiental.
  2. Lo establecido en el apartado anterior tendrá carácter obligatorio una vez transcurridos seis meses a contar desde la entrada en vigor del desarrollo reglamentario por el que se apruebe la organización y funcionamiento de los Registros previstos en el Título VI de esta ley.